¿Puedes nombrar cinco mujeres artistas?

Foto de los participantes del Taller Torres García publicada en Removedor, No. 18, 1947. Identificados los artistas por Los Murales de Saint Bois en Facebook.

¿Puedes nombrar cinco artistas visuales mujeres a nivel internacional? Con esta pregunta fue lanzada una campaña por el National Museum of Women in the Arts, promocionada en un artículo de la versión norteamericana de The Huffington Post, acerca de la escasa difusión, presencia en los museos y conocimiento público de mujeres artistas. Las actividades de este museo se realizan durante todo el año centradas en mujeres artistas, y de manera especial en el mes de la mujer, cuando realiza actividades presenciales y virtuales. Se puede participar del movimiento con el hashtag #5WomenArtists nombrando 5 mujeres que hayan sido destacadas en las artes visuales.

Haciendo nosotros ese mismo ejercicio para participar en la campaña, la primera en quien pensamos fue Frida Kahlo, pero luego apenas si pudimos mencionar algún otro nombre, como el de Tarsila do Amaral, Georgia O’Keeffe o Yayoi Kusama.

Algo similar sucede a nivel local. En una de las editatonas organizadas en conjunto con Wikimedia Uruguay, estuvimos trabajando en un artículo sobre el Taller Torres García (TTG), taller que a principios del siglo XX formó a muchos artistas y de donde surgieron muchos maestros que, a su vez, han formado a los artistas del fines del siglo XX. Entre los discípulos (luego maestros) que acudieron al TTG surgen muchos nombres como Julio Alpuy, Gonzalo Fonseca, Horacio Torres y Augusto Torres. Pero intentemos pensar en alguna artista mujer que haya participado del TTG… No es fácil averiguar sus nombres, dado que es extremadamente difícil encontrar fuentes que las mencionen. Se tiene memoria fotográfica de que participaban, pero ninguna de estas mujeres tuvo la oportunidad de desarrollarse al mismo nivel que los hombres.

Conseguimos recabar datos y realizar algunos artículos de mujeres que participaron del TTG, como los de Quela Rovira y Elsa Andrada, pero a estos esbozos biográficos aún les faltan datos, y para otras artistas no hemos podido encontrar fuentes fidedignas que las mencionen y las recuerden.

En un análisis en nuestra base de datos encontramos que las mujeres representan el 24% (552 autoras) de un universo total de 2307 autores que tenemos vinculados a la disciplina “Artes visuales”.

Por todas estas razones, es de gran importancia que las instituciones que albergan y preservan obras de arte tengan presente esta brecha de género, la identifiquen y documenten, y la tengan en cuenta para desarrollar políticas en cuanto a la adquisición de obras, la preparación de las muestras o la conservación de las obras, haciendo lo posible para no reproducir la discriminación hacia las mujeres artistas.

También es importante seguir denunciando la brecha de género en la producción, crítica e investigación del arte, así como reclamar esfuerzos y presupuesto para la investigación histórica y la puesta a disposición de datos, con el fin de recuperar la memoria y saldar, en la medida de lo posible, la deuda que tenemos con estas artistas sistemáticamente ignoradas.