Vladimir Muhvich

Acceso, utilización y otras miradas a un archivo: el caso de El Monitor Plástico

Desde la promulgación de la Ley de Acceso a la Información Pública, cualquier persona o institución puede solicitar información pública, teniendo así la posibilidad de conocer y utilizar esa información. El relevamiento, la sistematización y la preservación de esa información es fundamental para que pueda ser brindada, lo cual además de promover la transparencia de la gestión pública, revitaliza y da visibilidad a las actividades de los archivos y bases de datos. A ello se suma, en los mejores casos, la utilización de la tecnología para convertirlos y alojarlos en sitios que puedan ser accedidos en formatos y dispositivos digitales.

Tradicionalmente, se concibe a los archivos como vinculados al lugar físico y a la información presentada y preservada en formato papel. En parte, aún sigue siendo la forma de conservación de la información. Pero con los años los formatos han ido cambiando, así como la forma de presentación de la misma, gracias al uso de las nuevas tecnologías.

Los archivos son una herramienta sumamente útil para el acceso a la información pública y también a aquella que resulta de la actividad privada y sus productores desean que esté accesible al público en general.

Los archivos audiovisuales son también una forma de preservar y organizar la información de un determinado productor de información, ya sea de índole pública o privada. En este caso queremos destacar el caso del programa El Monitor Plástico, que desde 1994 realiza entrevistas a los artistas plásticos de Uruguay y la región conectando de una forma amena a los artistas con el público en general. El programa ha cubierto eventos internacionales como las Bienales de Venecia, emitiendo un programa semanal a través de Televisión Nacional del Uruguay en forma ininterrumpida desde 2006.

La decisión de colocar sus programas a disposición de la audiencia a través de su sitio fue tomada en 2011, cuando con apoyo de la Fundación Itaú se realizó el procesamiento y disponibilización de los primeros 194 programas. De esta forma se logró que el archivo del programa estuviera disponible en todo momento y sirviera para conocer a los artistas y tener acceso a los programas más antiguos. Para su lanzamiento se realizó un evento en el Subte Municipal en 2012 denominado El Archivo del Monitor Plástico.

El archivo, además de disponibilizar los programas, contiene un trabajo de visionado, procesamiento y valor agregado que ofrece, entre otras cosas, un análisis de los materiales realizado por artistas, programadores y diseñadores gráficos. Durante marzo, abril y mayo de este año vamos a poder disfrutar de una segunda muestra del archivo del Monitor Plástico, plasmado en una exposición llamada Vínculos. El Monitor Plástico: Archivo que tiene lugar en el Museo Zorrilla.

La importancia de que estos archivos estén disponibles en la web es crucial. No sólo es importante disponibilizar los materiales para que la gente acceda a la información, sino también para que existan fuentes válidas y verificables, en este caso sobre una parte importante de la historia del arte en Uruguay. Proyectos como autores.uy, que no son productores primarios de conocimiento, sino que sistematizan el conocimiento de distintas fuentes, se fortalecen cuando los catálogos, archivos y obras pueden consultarse directamente en la web. Las fuentes online, públicamente visibles, pueden enlazarse para que la información pueda ser verificada por cualquier persona que lo desee. Es importante, asimismo, que las fuentes ofrezcan enlaces permanentes y que la información puesta a disposición se encuentre en formatos estándares y abiertos. Estas buenas prácticas de los archivos facilitan la interoperabilidad y amplían el acceso a la información cultural, que es un derecho ciudadano.

Un comentario en “Acceso, utilización y otras miradas a un archivo: el caso de El Monitor Plástico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*